exfoliante facial casero
Piel

Las mejores recetas de exfoliante facial casero

Para tener una piel limpia, suave y radiante es necesario invertir algo de tiempo en su cuidado y limpieza. ¿Pero sabes qué? Muchas veces no es necesario gastarse dinero, ya que en casa tenemos los ingredientes necesarios para preparar un exfoliante facial casero.

La exfoliación es una forma natural de eliminar células muertas de la piel. A su vez, nos ayuda a prevenir la obstrucción de los poros y favorecer la creación de colágeno. ¿Qué conseguimos? Una piel más firme, suave, brillante y menos propensa a granos y espinillas.

Si prefieres los remedios naturales, un exfoliante facial casero puede ser una alternativa genial a los formatos comerciales. Otra ventaja es que son rápidos y fáciles de preparar, y posiblemente dispones de todos los ingredientes necesarios en tu casa.

Ventajas de un exfoliante facial casero para la cara

Cuando se elabora de forma adecuada, masajear el cutis con un exfoliante puede ofrecer los siguientes beneficios:

  • Piel mucho más suave. Los exfoliantes ayudan a quitar células muertas de la piel que se acumulan con el tiempo. Esto puede ayudar a darte un aspecto más suave, radiante y liso.
  • Favorece la circulación. La estimulación del cutis puede aumentar aumenta el flujo sanguíneo y la llegada de nutrientes a las células dérmicas, lo que a su vez permite tener una piel más nutrida e hidratada.
  • Poros y espinillas. La exfoliación facial ayuda a eliminar células muertas, así como restos de sudor y grasa, que provocan con el tiempo la proliferación de puntos negros.
  • Mayor absorción. Al deshacerte del cúmulo de células muertas y toxinas, la piel puede absorber mucho mejor otros nutrientes o cremas que estés usando.

¿Qué ingredientes no son aconsejables?

Ya que la piel de la cara es más sensible y delicada, los exfoliantes faciales deben tener partículas más pequeñas.

Como ejemplo, los exfoliantes con azúcar, que frecuentemente se usan para exfoliación de la piel corporal, son demasiado duros para la cara. Algo parecido ocurre con la sal marina, las cáscaras de frutos secos y el café en grano. Estos ingredientes son muy gruesos para la piel del rostro.

Al usar ingredientes demasiado ásperos para la piel puedes provocar rojeces e irritación, algo que queremos evitar. Algunas veces, los elementos más gruesos pueden incluso dañar el cutis facial.

¿Qué ingredientes son más recomendables para un peeling facial casero?

Para evitar dañar o irritar la piel, es adecuado emplear un exfoliante suave con partículas más finas. Entre las opciones más recomendables nos encontramos:

  • Avena orgánica molida de forma muy fina
  • Canela
  • Grano de arroz molido
  • Bicarbonato de sodio (en cantidades muy pequeñas)

Para que estos exfoliantes funcionen hay que masajear en todos los casos la piel para que surta efecto.

Además de la opción de masajear con exfoliante, cabe la posibilidad de emplear ingredientes que contienen enzimas naturales para eliminar las células muertas, entre los que se incluyen.

  • Yogur y leche, fuentes ricas en ácido láctico
  • Manzanas, que poseen ácido málico
  • Piña, una fuente de vitamina C y ácido cítrico
  • Mangos, una mina de vitamina A

¿Cómo hacer un exfoliante facial casero?

Los exfoliantes faciales caseros, por lo general, no necesitan muchos ingredientes. Antes de preparar el exfoliante, asegúrate de disponer de lo siguiente:

  • Un aceite que facilite la mezcla y la hidratación, como por ejemplo el aceite de jojoba, almendra o coco
  • Un molinillo si vas a usar café u otro grano, aunque un mortero puede servir
  • Cucharas o tacitas para medir proporciones
  • Cuenco para mezclar
  • Aceites esenciales si lo prefieres, como el de argán.

Igualmente no vendría mala tener un envase hermético que te permita guardar tu exfoliante y usarlo durante varios días.

Exfoliante facial casero para piel mixta

Avena y yogur

La avena está muy bien para desayunar, pero también es impresionante para el cuidado facial. De hecho, la avena se encuentra en muchos productos para el cuidado de la piel. Habitualmente se llama “avena coloidal”.

Según numerosos estudios, la avena contiene compuestos llamados fenoles, que tienen una función antioxidante. Además, posee propiedades antiinflamatorias, lo que ayuda a calmar la piel irritada.

El yogur, que tiene ácido láctico natural, ayuda a mejorar la exfoliación, mientras que el aceite de jojoba favorece la hidratación cutánea sin obstruir los poros.

Exfoliante facial casero para piel mixta avena

Este exfoliante va genial para pieles mixtas.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de avena molida (orgánica a ser posible)
  • 1 cucharada de yogur griego natural.
  • 1 cucharada de aceite de jojoba o de coco.

Preparación

  1. Moler la avena en un polvo fino usando un molinillo de café o en un mortero.
  2. Mezclar todos los ingredientes en un tazón para mezclar.
  3. Aplicar sobre la piel limpia en círculos suaves durante unos 30 a 60 segundos.
  4. Enjuaga el exfoliante de la piel con agua tibia.
  5. Pon la mezcla restante en un recipiente hermético y guárdala en el frigorífico.

Exfoliante facial casero para piel seca

Miel y avena

La miel es un ingrediente imprescindible muchas veces en un exfoliante facial por su efecto antiséptico. Esto la convierte en un ingrediente efectivo contra el acné y los barrillos. La miel tiene un doble beneficio hidratante y exfoliante.

Exfoliante facial casero para piel seca

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de avena molida
  • 1/8 de taza de miel
  • 1/8 de taza de aceite de jojoba

Preparación

  1. Moler la avena con un molinillo.
  2. Calentar la miel durante unos segundos en el microondas para que sea más fácil de mezclar.
  3. Mezclar los ingredientes en un cuenco.
  4. Aplicar sobre la piel en círculos suaves durante un minuto.
  5. Enjuagar el exfoliante con agua tibia.

Exfoliante facial casero para piel seca

Exfoliante facial casero para piel grasa

Manzana y miel

Este exfoliante emplea miel para nutrir e hidratar la piel cutánea. Las manzanas, que tienen ácidos frutales y enzimas nutritivas, también exfolian. Los ácidos de las frutas, combinados con la propiedad antibacteriana de la miel, los convierten en una opción perfecta para la piel grasa o propensa al acné.

Exfoliante para piel grasa

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 1/2 cucharada de miel
  • 1/2 cucharadita de aceite de jojoba

Preparación

  1. Prepara un puré de manzana con un mixer, debe quedar como una papilla no demasiado líquida.
  2. Calienta la miel unos segundos para que sea más fácil de mezclar.
  3. Mezcla todos los ingredientes en un cuenco.
  4. Aplica con movimientos circulares en la cara durante un minuto.
  5. Deja que el exfoliante haga efecto en la piel de la cara durante 5 minutos.
  6. Enjuaga con agua tibia.

Exfoliante facial casero para piel sensible

Plátano y avena

Si no eres muy fan de mejunjes aceitosos, prueba este exfoliante casero con el plátano como ingrediente principal.

Los plátanos contienen nutrientes como el potasio, la vitamina C y vitamina A. También contienen sílice, un elemento mineral y similar molecular de la silicona, que favorece a aumentar la producción de colágeno en tu piel.

peeling casero para piel sensible

Este exfoliante es muy adecuado para la piel sensible y grasa.

Ingredientes

  • 1 plátano maduro
  • 2 cucharadas de avena molida
  • 1 cucharada de yogur griego natural.

Preparación

  1. Estruja el plátano con un tenedor hasta conseguir una especie de puré.
  2. Muele la avena con un molinillo hasta que quede fina.
  3. Mezcla todos los ingredientes en cuenco.
  4. Aplica sobre el cutis con movimientos circulares durante un minuto.
  5. Enjuaga con agua tibia la mezcla.

¿Con qué frecuencia usar un exfoliante facial casero?

Aunque exfoliar la piel trae muchos beneficios hay que tener cuidado con no exceder para no irritar la piel.

Si tienes un cutis más graso, exfoliar tres veces por semana será la frecuencia adecuada para ti. Si tienes la piel sensible, propensa al acné o seca, una o dos veces por semana es suficiente.

¡Cuidado con los exfoliantes para la cara!

Como con cualquier otro exfoliante, es posible surja alguna alergia a ciertos ingredientes. Antes de aplicar la mascarilla, prueba una cucharadita de la mezcla en el interior del codo. Si ves que no te incomoda y que la piel no tiene irritación, puedes usar el exfoliante sin ningún problema.

Es mejor evitar la exfoliación si tienes te has quemado o has estado mucho tiempo expuesto al sol. Si tienes zonas de dañadas o cicatrizando, como un corte o una pequeña infección por acné, evita usar el exfoliante hasta que esté totalmente curado.

¿Los exfoliantes naturales son efectivos?

Los exfoliantes faciales son una buena forma de eliminar las células muertas de la piel cutánea. Exfoliar tu piel también puede prevenir la obstrucción de los poros y mejorar la circulación y la producción de colágeno.

Los exfoliantes faciales son sencillos de hacer en casa y no necesita muchos ingredientes. Sin embargo, es importante usar aquellos ingredientes que sean seguros para tu piel. Algunos tipos de exfoliantes, como el azúcar, la sal marina y o frutos secos, son demasiado agresivos para la piel de la cara.

Si no estás seguro si un ingrediente es adecuado para tu piel o tienes una condición especial de salud, es conveniente hablar antes con un dermatólogo.

También puede gustarte...

Deja una respuesta